BurnGatti Boyz - Los chicos de Reed el LLameador

Relatos, bestias, bandas, localizaciones, historia... Todo lo que tiene que ver tanto con el trasfondo oficial como con el que hagáis vosotros.
También películas, música, videojuegos, etc... que puedan servir como inspiración.
Avatar de Usuario
JairoG
Mensajes: 73
Registrado: Vie Ago 09, 2019 11:57 am
Ubicación: BurnGatti - Burgoslavia
Contactar:

BurnGatti Boyz - Los chicos de Reed el LLameador

Mensaje por JairoG » Mar Ago 13, 2019 11:04 am

Poco a poco espero ir creando más trasfondo de mi banda de Hijos de la Sangre Negra, de momento os dejo con "La Llegada", un breve relatillo de como Reed y sus chicos llegaron a la BurnGatti, el que será su asentamiento oficial (dentro de mi trasfondo, no del trasfondo oficial del juego como tal).

Imagen

BurnGatti – La llegada

Reed estaba cansado de andar merodeando por el Páramo sin sentido, tenía los pies tan hinchados que parecían huevos de mongolongo.

- Joder Reed, estoy hasta el chocho de andar todo el puto día, mira a ver si eres capaz de encontrar un sitio donde tus muchachos descansen, porque me estoy poniendo hasta de mala hostia con solo ver pasar matojos de paja de un lao pa otro.-
- Tranquila Carolina, ves aquellas chabolas al fondo, creo que hemos encontrado nuestro nuevo hogar. -

Carolina se quedo ojiplática, como cuando un chatarrero se encuentra un reloj abandonado, o cuando un mutardo es capaz de escribir un hola en cualquier pared de Puentechatarra.

Para el que no la conozca, cosa rara porque es conocida por todos, Carolina es una mujer ya entrada en años, seguidora de Tex'Co desde que Reed la salvó de aquella panda de mutardos que intentaban aprovecharse de ella en el barrio de Sobaco donde ejercía de crupier en uno de los chabolos que se hacían pasar por Casino. Desde aquel día ella tomó cierta admiración y respeto por Reed, salvarle de aquellos asquerosos seres con más de dos brazos, con lenguas alargadas y babosas fue para ella una señal, desde aquel día su nombre sería Carolina Gasolina, en honor a su nuevo dios, Tex'Co.

- Pons, adelántate con tu moto y mira a ver que hay en ese lugar, si todo va bien, antes de que caiga la noche estaremos instalados y comiendo martinejos calientes.

Pons pegó dos acelerones que levantaron una polvareda horrible, a Carolina no le gustó nada y le gritó mientras se alejaba entre las dunas

- ¡Mierdas! ¡Como vuelvas a hacer una salida de flipado, te voy a pegar tal hostia que me voy a hacer un collar con tus piños!. - Girándose con una cara de mala ostia que pa qué, le espetó a Reed - Cada día me cae peor el puto Pons este Reed, no se que ves en el para que tenga que seguir con nosotros. -
- Pues muy fácil Carolina, tiene una moto que corre como un galligarto, sabe de mecánica de esa chunga y hace funcionar motores y pijadas de esas varias. Recuerda como se las apañó el tío negociando con aquellos Chatarreros en LaTiesa, no todo el mundo es capaz de sacar un motor de esa cilindrada para su moto así de fácil.

Una nube de polvo se vislumbraba en el horizonte, Pons estaba ya cerca de aquel emplazamiento y la espera se estaba haciendo eterna. Un buen rato después, el motero que estaba más jodido de la cabeza que cualquiera de los que formaban este grupo, llegó de nuevo a la altura de Reed y los demás para dar buenas noticias.

- Reed, el sitio está de puta madre. Chabolas medio derruidas que servirán para cobijarse de estas putas tormentas de arena y encima hay una cosa que seguro que te la pone muy revoltosa... ¡UN JODIDO POZO DE PETRÓLEO! Y digo jodido porque a ver, el pozo está, pero para sacar cualquier cosa de ahí vamos a tener que currar un poco.

El grupo avanzó apresurado, a su llegada vieron las chabolas, algunas en mejor estado y otras... pues otras no eran más que un amasijo de chapas y ladrillos, lo que Pons dijo del pozo era totalmente cierto, un pozo medio derruido con pinta de estar más seco que la carne que se servía habitualmente en Sobaco.

Desde aquel día, aquel enclave situado entre La Tiesa y Los Gemelos se convirtió en La BurnGatti, el hogar de la banda de “Reed El Llameador” y donde más vale que no se atreva ni un pandillero pijo, ni un mutardo mal oliente o cualquier otro tipo de personaje jodedías de Puetechatarra, a intetnar hacerse con sus pertenencias.

Avatar de Usuario
RICO
Mensajes: 1983
Registrado: Vie Ago 09, 2019 2:52 pm

Re: BurnGatti Boyz - Los chicos de Reed el LLameador

Mensaje por RICO » Mar Ago 13, 2019 2:55 pm

molaaa! :mrgreen: el logo esta muy wuapo y la historia esta guay, por cierto de tus minis quien representa a reed?? a pons y carolina gasolina los tengo localizados

eso si.... lo de que los mutardos no sabemos escribir ohla es muy mutardofobo... sie es que soys mu ingnorantes la h es muda e interclavada... nts estoos homo normalus... :mrgreen:
Imagen
MWA
Mutants With Apttittude

Avatar de Usuario
JairoG
Mensajes: 73
Registrado: Vie Ago 09, 2019 11:57 am
Ubicación: BurnGatti - Burgoslavia
Contactar:

Re: BurnGatti Boyz - Los chicos de Reed el LLameador

Mensaje por JairoG » Mar Ago 13, 2019 5:22 pm

RICO escribió:
Mar Ago 13, 2019 2:55 pm
molaaa! :mrgreen: el logo esta muy wuapo y la historia esta guay, por cierto de tus minis quien representa a reed?? a pons y carolina gasolina los tengo localizados

eso si.... lo de que los mutardos no sabemos escribir ohla es muy mutardofobo... sie es que soys mu ingnorantes la h es muda e interclavada... nts estoos homo normalus... :mrgreen:
A los mutardos sí que os interclavava yo... Jajaja.
Pues Reed será el guardián de la llama como no podría ser de otra forma, es la siguiente miniatura en pasar por la mesa de pintado.

Pons está claro quién es, pero Carolina... Al ser quien más idolatra a Reed la representará la miniatura de Momma, que también está en cola de pintado.

Me alegra que te guste tanto el logo como el relatillo. A ver si puedo sacar más jugo poco a poco a la historia de La BurnGatti ;)

Avatar de Usuario
RICO
Mensajes: 1983
Registrado: Vie Ago 09, 2019 2:52 pm

Re: BurnGatti Boyz - Los chicos de Reed el LLameador

Mensaje por RICO » Mar Ago 13, 2019 8:00 pm

hostia pense que carolina iba a ser la de la pipa...pues si momma le pega mas y es un miniaturon, doy fe en mano (que caderacas!)
yo es que al guardian de la llama, menos a al rockanrolla cunnilingus, lo veo mas como un mago support en mi cabeza XD

no se podrias poner que a los quemados se los encuentran dentro del pozo de petroleo y viven alli y ahor se los tienen que camelar para usar el pozo y que se les unan XDD como el ti calvo deforme de las brujas de zurragamurdi
Imagen
petroleeeeeooooooo petroleooooo


lo de delos mutardos te lo he dejado a huevo...mierda XD
Imagen
MWA
Mutants With Apttittude

Avatar de Usuario
Ulises36
Mensajes: 15
Registrado: Vie Ago 09, 2019 12:44 pm

Re: BurnGatti Boyz - Los chicos de Reed el LLameador

Mensaje por Ulises36 » Sab Ago 17, 2019 1:49 pm

Buenas!

Me ha gustado mucho leer el relato de un fiel hermano seguidor del único y auténtico, ya estoy esperando leer el próximo.

A los mutardos ni caso, que tienen al Promemeo ese dándoselas de mesías. ¡Al fuego con todos los infieles! :lol: :lol:
¡Bienvenido al lado Punka de la vida! :lol: :lol:

Avatar de Usuario
RICO
Mensajes: 1983
Registrado: Vie Ago 09, 2019 2:52 pm

Re: BurnGatti Boyz - Los chicos de Reed el LLameador

Mensaje por RICO » Sab Ago 17, 2019 2:05 pm

nah prometeo es un pargela! se le huele el rollo hippie a la legua XDD no nos fiamos...
aqui semos mutardos de la rama violenta y orgullosa
celulas terroristas cutres por todo el paramo 8-)
Imagen
MWA
Mutants With Apttittude

Wynns85
Mensajes: 38
Registrado: Dom Oct 18, 2020 12:19 am

Re: BurnGatti Boyz - Los chicos de Reed el LLameador

Mensaje por Wynns85 » Mar Oct 20, 2020 3:48 pm

Muy guapo el relato del trasfondo de tu banda, el logo y todo, se me ponen los dientes largos jejeje
Mola mucho que se le de vida al juego de esta manera, es algo que no podemos dejar que se pierda, deseando estoy de saber más de los BurnGatti Boyz.
🔥🔥Amarás a Tex’co sobre todas las cosas🔥🔥

Avatar de Usuario
JairoG
Mensajes: 73
Registrado: Vie Ago 09, 2019 11:57 am
Ubicación: BurnGatti - Burgoslavia
Contactar:

Re: BurnGatti Boyz - Los chicos de Reed el LLameador

Mensaje por JairoG » Mié Mar 16, 2022 4:01 pm

Hacía mucho que no me ponía a escribir, pero entre el juego de rol, el reto de pintura y que la banda ha de seguir presentándose como Texco manda, aquí tenéis el segundo relato de presentación de los BurnGatti Boyz, la banda de Reed el Llameador.

Dos más para la banda
Los días pasaban y los chicos de Reed se empezaban a acomodar, en la medida de lo posible, en su nuevo asentamiento. Lo primero que hicieron, nada más llegar, fue restaurar y habilitar dos de las chabolas que en mejor estado se encontraban. Durante varios días las únicas tareas que se realizaban eran la construcción y la caza, esta última, llevada a cabo por Aleshka, una Ceniza que se unió a Reed desde casi el principio de la creación de la banda junto a Kaesso.

Ellos fueron quienes comenzaron con los BurnGatti Boyz. Aleshka, una joven fugitiva de la Refinería de Tex'co; Kaesso, que llegó a ser un famosillo rapero en Puentechatarra y Reed, un negociante, un buscavidas que finalmente acabó adorando a Tex'co tras varias visitas a la zona de la Refinería por viajes de “negocios”.

Las últimas incorporaciones a la banda fueron Carolina Gasolina y Pons, siendo de esta forma una pequeña banda de 5 componente. Los justos que muchos de por aquí podrán contar con los dedos de las manos.
Al caer la noche y no poder seguir trabajando en la reconstrucción, el grupo se reunía en la chabola más grande, aquella en la que dormían tanto Reed como Carolina, junto a la luz del fuego, degustando los manjares que Aleshka conseguía proporcionar. Algunos días había suerte y se comía asado de galligarto o carne de martinejo, pero otros el grupo se tenía que conformar con hacer un maldito caldo con las sobras del día anterior. Por suerte para ellos, en uno de los laterales del poblado había un pequeño geiser que les proveía de agua para poder cocinar y refrescar el gaznate.
- Otra noche más te tenemos que dar las gracias Aleshka – dijo Reed mirando a la joven Ceniza mientras sus dientes arrancaban un trozo del muslo de aquel galligarto.
Aleshka levantó su cabeza mirando a Reed con sus profundos ojos verdes y le replicó – Tranquilo Reed, mientras podamos llevarnos esta asquerosa carne a la boca sobreviviremos. Ese es nuestro fin, sobrevivir y conseguir que esta mierda de sitio sea nuestro nuevo hogar.
A Aleshka no le faltaba razón en lo de mierda de sitio, si se comparaba con aquella chabola grande de La Viga que hizo de sede de los BurnGatti Boyz durante un tiempo. ¿Qué por qué se fueron de allí? Esa es una historia muy larga que ya os contaré en otro momento.

- Tranquila Ales – así es como cariñosamente llamaba Carolina a la joven – no queda nada para que las dos chabolas estén de lujo para poder vivir en ellas, tenemos agua y raro es el día que no tenemos para comer. Debemos de estar agradecidos de encontrar un sitio así tan rápidamente.
- Sitio así, di que sí, es un paraíso esto de aquí. - rapeó Kaesso – tenemos agua, comida y chabolas, ahora si que somos la banda que más mola...
- No te emociones Kaesso – dijo Reed con una sonrisa en la boca – Pero si, tenemos que estar contentos con lo que hemos encontrado. Además en cuanto acabemos con las chabolas en un par de días, podremos dedicar tiempo a inspeccionar todos los alrededores y ver qué mierdas podemos encontrar por la zona.
- Poca hostia he visto yo en estos días Reed. En algunos momentos me he dado unos rules con la moto para ver un poco y a parte de mazo de arena por todos los lados y el pozo ese de petróleo que tiene pinta de estar más seco que la lengua de un bufamello, no hay nasti de plasti - se quejó Pons a boca llena.
Carolina se giró para mirar al motorista mientras fruncía el ceño – Mientras tengas la bocaza llena, haz el favor de no hablar, puto guarro.- Pons hizo un gesto de indiferencia y siguió a lo suyo.
Aquella noche, como todas las demás desde que llegaron a esa localización, Pons, Aleshka y Kaesso se retiraron a su chabola y Reed y Carolina se quedaron en su chabola para descansar y volver al día siguiente a realizar los trabajos que quedaban para poder dejar finalizadas las dos chabolas que harían de hogar.

- Voy a darme una vuelta para despejar la cabeza. Estoy agotada pero no puedo ni tumbarme en este maldito suelo a descansar. No me esperéis despiertos, no tengo ni zorra de si incluso hoy dormiré a la intemperie – Comentó Aleshka a sus compañeros antes de entrar en su chabola.

Aleshka, esa muchacha joven y con buena planta, normalmente poco habladora y con rostro inexpresivo, no acostumbraba a dormir mucho, más bien pasaba las horas tumbada en el suelo mirando el techo y con los ojos fijos en un punto. Poco o menos sabían Pons y Kaesso de ella, el único que tenía algo de idea de la vida anterior de la joven era Reed y como buen líder, nunca dijo nada a nadie sobre ello.
La noche estaba serena. Un pequeño rastro de viento que levantaba el polvo de los alrededores, algunos sonidos guturales de los animales que por la noche tenían mayor actividad y, levantando la mirada, un cielo raso, estrellado y con la luna iluminando todo el asentamiento. Aleshka caminaba sin rumbo fijo, entre los escombros de lo que antiguamente fueron viviendas, mirando por si acaso se les había pasado recoger alguna cosa de utilidad para sus nuevas chabolas.
Mientras levantaba un retrete partido por la mitad a sus oídos llego un ruido parecido a algo golpeando metal, se levantó rápidamente y cubriéndose detrás del pequeño murete de aquella vivienda volvió a escuchar el ruido.

- Clink! Clink! Clink! - el sonido venía de la otra zona del poblado donde se encontraba el viejo pozo. - ¿Qué cojones? - murmuró Aleshka para sus adentros. Despacio y con paso lento, agazapándose donde podía, se fue acercando hacía el sonido – Clink! Clink! Clink! - la joven apoyó su mano en su pequeña maza, hecha con el pistón de un coche que robó en Puentechatarra, y poco a poco se acercó hasta la boca de aquel semiderruido pozo. Apoyó su mano en el mástil de metal que sujetaba la cabeza de una antigua perforadora de suelo. - Clink! Clink! Clink! - y asomando su cabeza por el agujero que todavía quedaba abierto, por el que bajaba una pequeña escalinata oxidada, pudo ver un pequeño reflejo de luz, como si en el fondo, una linterna o una antorcha se moviese rápidamente de lado a lado. Sin pensárselo dos veces, Ales gritó hacia el interior del agujero – Eh! ¿Hay alguien ahí? - El reflejo de la luz se apagó de repente y el sonido metálico cesó. Tras pocos segundos de silencio, una especie de graznido-chillido salió del fondo del agujero.
- Griiiiiii-chiiiiiiiii!!! Griiiii-chiiiiii!! – Ales se quedó ojiplática. Nunca había escuchado ningún ruido así Ningún animal que ella conociese. Agachándose rápidamente, cogió una piedra y la lanzó con todas sus fuerzas contra el ahora negro agujero, recibiendo el simple sonido de la piedra rebotando de lado a lado del agujero y sus paredes.
- Esto no puede ser un ratus, piensa Aleshka, piensa, ¿qué tipo de animal podría ser? - la voz interior no le dejaba tiempo para responder a Ales, mientras sus manos ya lanzaban otro pedrusco, esta vez bastante grande, que golpeó en la escalinata metálica y cayó en picado hacia el fondo de la cavidad.

- ¡La puta que lo parió! - es lo que pudo escuchar Ales desde el fondo – ¿Quién cojones eres? ¡Responde! - volvió a gritar la chica – Griiii-chiiii!! Griiii-chiii!!! - fue la única respuesta que encontró la joven – ¡Ni Griiiichiiii ni hostias! ¡Sal ahora mismo de ahí! Podemos hacerlo por las buenas o por las malas ¡Tú eliges!.
Inmediatamente se empezaron a escuchar pasos, como de varias personas a la vez andando de un lado para otro. Cada vez los pasos sonaban más cerca de Ales. Se refugió tras el pilar metálico que tenía al lado y de repente, rápido como un galligarto, salió un tipo con un bidón de gasolina en alto, gritando y corriendo sin sentido en dirección hacia la zona de las chabolas arregladas. Ales giró su cuerpo y se quedó mirando a aquel personaje vestido con unos pantalones negros y con el cuerpo completamente tiznado avanzar como un misil. - Para ahí hijo de la gran... - Sin tiempo de terminar su frase, del mismo agujero salió otro tipejo muy parecido al anterior gritando a pleno pulmón – ¡Peeeeeetrooooooooooooo! - Poco más pudo decir, porque Ales le endiñó un mazazo en la boca del estómago cayendo al suelo y prácticamente sin aliento. La joven se abalanzó sobre este segundo, dejándole inmóvil y comiendo tierra, mientras permanecía encima de él para que no pudiese ni moverse.
A lo lejos, aquel tipo que salió con el bidón se encontró de frente con Carolina, la cual con un salto estampó sus dos pies contra el pecho del corredor, cayendo este al suelo y rodando medio inconsciente.
Entre los gritos y el jaleo que se había montado con la salida de estos dos piltrafas, el resto de la banda salió de sus chabolas y se encontraron aquel espectáculo, dos hombres delgados y con pantalones y botas negras, con el torso y sus caras manchadas de un negro brillante, tirados en el suelo, medio inconscientes con una mujer encima a horcajadas cada uno de ellos.
- ¿Qué narices está pasand, Carolina? - Gritó Reed desde la puerta de la chabola principal.
- Nada que no esté ya solucionado, Reed. Estos dos han salido del bujero seco y ni sé quién son ni qué quieren. - espetó la mujer.

Reed se acercó hasta Carolina y, cogiendo de la quijada al piltrafa que tenía aprisionado, le preguntó - ¿Cómo te llamas, mascachapas? ¿Qué cojones hacíais los dos en ese agujero?
Con un leve susurro, la voz del tipo salió despacio de su garganta – Somos Petro y Leo. Llevamos mucho tiempo en este sitio, sobreviviendo como podemos y protegiendo el pozo de Petróleo de mutardos y demás gentuza que quiere adueñarse de nuestro bien preciado. Tex'co no perdonaría una profanación de su sangre. Por eso estamos aquí y por eso defendemos lo nuestro.
- Bien, bien, pues debéis de saber que yo soy Reed, Reed el Llameador. Fiel creyente de Tex'co y combatiente de los Hijos de la Sangre Negra. - la voz de Reed sonaba imponente, como si se le hinchara el pecho cuando pronunciaba esas palabras – De ahora en adelante no tendréis que defender solos este sitio. Estos que ves a tu alrededor y encima tuyo son mis chicos y chicas. Somos la banda llamada BurnGatti Boyz y este es nuestro nuevo hogar. Como Hermanos de la Sangre Negra os daré dos opciones: largaos por patas de aquí antes de que a Carolina o a Ales se les pire la pinza y hagan un abrigo con vuestros pellejos, o bien uniros a nosotros y prosperar gracias a Tex'co. - el Guardían de la Llama sabía lo que hacía, necesitaba sangre nueva en su banda para poder sobrevivir. Gente con la que contar a su lado en caso de que alguien llegase a intentar arrebatarles el asentamiento – Esta última opción sólo será viable si el resto de la banda está de acuerdo en aceptar vuestra compañía.
- No se si el patán de mi hermano aceptará unirse a vuestra banda, pero por mí, tenéis un nuevo integrante a vuestro servicio. - Respondió el dolorido Petro.

Ales había escuchado todo mientras se acercaba al resto de sus compañeros, arrastrando de los huevos a Leo hacia el otro piltrafa, que tampoco es que diese un mejor aspecto tras el hostión en la boca del estómago. Aquel tipo no estaba para respuestas, pero afirmo con su cabeza para después caer en el suelo de forna pesada tras ser soltado por la joven.

Reed levantó la mirada hacia Carolina que, observando a los ojos al jefe, encogió los hombros en señal de indiferencia y aceptación al mismo tiempo. Girando su cabeza observó a Pons y a Kaesso detrás de donde se encontraba y la reacción fue prácticamente la misma.

- Dos más para la banda. BurnGatti Boyz son los que mandan. Pocas balas y alegría. La vida es una lotería... - La voz de Kaesso sonaba de fondo pero nadie le hizo caso hasta que Pons le soltó un codazo en el costado para callarle.

- Pues no se hable más. Soltadlos y haced hueco para nuestros dos nuevos componentes, Los BurnGatti Boyz crecen y haremos de este nuestro nuevo hogar... Cuando estéis recuperados tendré que hablar seriamente con vosotros respecto a ese pozo. Por las manchas que lleváis en el cuerpo no tiene pinta de que esté del todo seco.

Y así es como la banda de Reed crecía en número y en fuerza, bueno, en fuerza no mucho, puesto que los dos hermanos parecían más bien fideos con cabeza, fibrados, pero a su vez delgados. El asentamiento cogía forma y según pasaban los días aquello parecía más habitable, a parte de que en el pozo de petróleo que daban por seco encontraron un pequeño remanente de sangre de Tex'co.

Un techo, agua, petróleo... todo esto pintaba demasiado bien para ser cierto.

Avatar de Usuario
RICO
Mensajes: 1983
Registrado: Vie Ago 09, 2019 2:52 pm

Re: BurnGatti Boyz - Los chicos de Reed el LLameador

Mensaje por RICO » Mié Mar 16, 2022 7:51 pm

Molaaaaa :mrgreen: se hecha a de menos a los burngatti! Veo que lo has terminado por fin, cierra bien la historia 8-)
Imagen
MWA
Mutants With Apttittude

Avatar de Usuario
JairoG
Mensajes: 73
Registrado: Vie Ago 09, 2019 11:57 am
Ubicación: BurnGatti - Burgoslavia
Contactar:

Re: BurnGatti Boyz - Los chicos de Reed el LLameador

Mensaje por JairoG » Mié Mar 16, 2022 9:02 pm

RICO escribió:
Mié Mar 16, 2022 7:51 pm
Molaaaaa :mrgreen: se hecha a de menos a los burngatti! Veo que lo has terminado por fin, cierra bien la historia 8-)
Si, cierra este relato para dejar paso a los siguientes. A ver si podemos ir presentando al resto de la banda ;)

Responder
prześcieradło jedwab 160x200 180x200 140x200