Bestiario del Páramo: Voltacaras

BestiarioDrSiriousHola trons.

Como todo quisqui sabe, el Páramo está lleno de bichos peligrosos, que te pueden arrancar las pelotas a poco que te descuides. Normalmente la basca se va por ahí a verlas venir, sin coscarse de qué bestia se puede encontrar, y luego pasa lo que pasa. Por eso he decidido dedicar mi vida a ser un masca de estos temas, siendo Bichólogo y Mutardólogo Oficial del Gremio Electroprotéico de la Carne y el Metano de Puentechatarra (del que soy miembro fundador, y también presidente, secretario, tesorero y especialista de campo). Soy el doctor Sarious e intentaré en esta Guía de los animales, criaturas y mutaciones del Páramo realizar un estudio chachi de los bichos que pueblan nuestro mundo.

Por el Páramo te puedes encontrar bichos muy chungos que te matan de mil maneras. También otros que hacen que te partas el ojete de lo ridículos que son. Muchos más están por ahí a su rollo sin más. Pero pocas criaturas hay más hijoputescas, espabiladas y cabronas que los voltacaras.

Descripción

Los voltacaras no son unas criaturas demasiado grandes, llegando al medio metro como mucho. Tienen unos cuartos traseros bastante musculados, que les sirven para correr a buen ritmo, saltar o caminar a dos patas si les apetece. Los brazos delanteros son más delgadillos, pero como la mayoría sabréis, son muy, muy ágiles. Los cubre un pelaje no demasiado largo y de colores apagados que van desde el gris al parduzco. La excepción es la zona que está encima de la espalda en los machos, donde el pelo es bastante más largo y tiene unos colores mucho más fuertes, sobre todo en la época de celo. Ahí puede ser de tonos que van desde el amarillo al rojo, pudiendo mexclarse entre ellos.

Pero lo más destacado de un bicho que se llama voltacaras pues no podía ser otra cosa que su careto. De normal no es un bicho demasiado agraciado, con una cara redondeada como una hogaza de dos kilos. Es la misma sensación que cuando voy a visitar a mi tía a Acusia a Martilleras, y la ves con todas sus vecinas fisgando desde las ventanas con esas caras redondas inquisitivas. Bueno, el caso es que de normal sigue habiendo bastantes bichos más feos que el voltacaras… hasta que se lo está pasando bien. En ese momento la piel de la cara se le recoge hacia atrás y se le ve como todo ensanguiñado. Es algo asqueroso y difícil de describir, como si le hubiera dado la vuelta a la cara y lo que debería estar en el interior está en el exterior y vitemorsa. “Anda, por eso se llama voltacaras…” Pues claro, gilipollas.

Hábitat

Los voltacaras pueden ser vistos en cualquier parte que no tenga un clima demasiado extremo ni demasiados depredadores, pero cada vez es más raro hacerlo lejos de los asentamientos. Poco a poco se han ido adaptando a vivir donde hay humanos… e incluso mutardos, ojo. Nuestros abuelos posiblemente se extrañarían si veían un voltacaras por su asentamiento, y sin embargo ahora es difícil pasearse por uno donde no te los encuentres. Se han pispado de que es mucho más sencillo vivir entre humanos y fangarles las cosas a tener que buscarse la vida por ahí. Lo que no sé es si los grupos se han mudado de otras zonas a los asentamientos o sencillamente los que estaban a la intemperie han ido palmando y los que están en los asentamientos se han multiplicado.

Son mucho más ágiles de lo que puede parecer a primera vista, siendo capaces de saltar y trepar a zonas difícilmente accesibles. Y de hecho es por ahí donde suelen estar la mayor parte del rato en los asentamientos.

Por supuesto, cada vez es más común verlos como mascotas en las propias casas de los parameños.

Comportamiento

No hace falta que os cuente lo que hacen los voltacaras porque seguro que alguno lo habréis vivido en vuestras propias carnes. Bueno, vale, sí que hace falta porque por algo estoy escribiendo sobre ellos. Se dedican a fangar. Son unos jodidos rateros. Unos manguis. Un puto dolor de cabeza como no estés atento. El problema no es ya que siempre parece que anden muertos de hambre y que quieran zamparse cualquier alimento que dejes a su alcance. El asunto es que no parecen distinguir mucho lo que es comestible y lo que no y se llevarán y tragarán cualquier cosa que les entre en la boca.

Los voltacaras siempre van en grupos, de dos a cuatro individuos. Si sólo ves uno sospecha, porque seguro que hay otro escondido preparado para fangarte algo. A pesar de ser unas bestezuelas son muy, muy listas. Utilizan tácticas como que un par de ellos te despisten amagando que van a por algo y otro te lo quite desde la espalda. Han aprendido a abrir bolsas para sacar las cosas de su interior. Y aunque al principio no era difícil atraparlos dejando algún cebo, ahora mismo parecen haber aprendido y por sus cojones que se van a dejar engañar por la típica jaula trampa. Porque es que los muy cabrones son capaces de estudiar a sus víctimas, variar de tácticas y en general adaptarse para conseguir lo que quieren.

Por si no fuera poco, cuando consiguen hacerse con algún objeto o comida y llevárselo a la boca, parecen reírse y lo que es peor, es cuando echan hacia atrás la piel de su cara que alguno ha potado solo de verlo.

El tema de voltear la cara es algo que ha causado debate entre los estudiosos de las criaturas del Páramo. Vamos, yo y los tres idiotas que escriben las entradas del CCCP (Compendio Condensado de Control de Plagas) de Merkadome. Normalmente las bestias que realizan este tipo de cosas que los vuelven más feos, las hacen para asustar y ahuyentar a depredadores. Pero los voltacaras si les atacan huyen o se achantan, pero dejan el careto “normal”. Es solo cuando disfrutan de algo cuando dan la vuelta a la cara, lo que no tiene demasiado sentido. Lo puedes ver como ya he dicho cuando te fangan algo, pero también cuando están echando un kiki o en el caso de los voltacaras domesticadas, también cuando les estás rascando el barrigo. Yo creo que es una especie de mensaje para otros voltacaras, en plan “mirad, soy el puto amo que estoy disfrutando como un cabrón”. Pero hay teorías de que antes lo usaban para atraer parejas durante el celo pero de alguna manera se les ha quedado cuando son felices en plan vestigial. Vale, no sé lo que significa ese palabro, pero lo he leído y así os lo escribo.

Usos

No hay muchos usos para los voltacaras en sí cuando son salvajes, pero sí para sus mierdas. Bueno, tampoco para la mierda en sí, sino para lo que hayan tragado y hayan echado al giñar. Y es que como os he contado, estos bichos tienen la manía de zamparse todo lo que encuentran… y eso significa que si no es algo comestible, en algún momento tendrán que sacarlo. Y ahí entran los revuelvemierdas. Gente que se dedica exclusivamente a buscar excrementos de voltacaras y ver qué puede encontrar interesante. El problema es que los voltacaras, al contrario que algunos otros animales, no tienen una zona más o menos fija donde soltar lastre, y es que ni siquiera viven en un territorio permanente. Por lo que pueden soltarlo en cualquier lado, normalmente de acceso nada sencillo. Así que los revuelvemierdas se dedican a seguir los rastros de voltacaras y peinar los asentamientos en busca de sus zurullos. No es algo sencillo, pero a los más buenos les merece sin lugar a dudas mucho la pena. La mayoría de las veces en las cagadas hay cosas sin valor, pero de vez en cuando hay balas, joyas y cosas así. Así que si consigues revolver muchas mierdas al día, seguro que algo te sacas.

La otra opción cada vez más común es ver voltacaras como animales de compañía. En la parte positiva son unas criaturas listas, a las que les puedes enseñar unas cuantas cosas, desde traerte las zapatillas hasta vigilar a los galligartos. No son unos bichos agresivos y bien alimentados y tratados no te roban demasiadas cosas. y además como controlas donde caga, pues las puedes recuperar. En la parte negativa es que en un lugar caliente, alimentados y demás son unos bichos felices, y eso significa que andan siempre con el careto volteado. Que no es solo que sea feo de cojones, es que además es como pegajoso y sanguinolento y si lo apoyan en cualquier parte lo dejan todo perdido.

Marcar el enlace permanente.

Un comentario

  1. caca con sorpresa! todo son ventajas XDDD

Deja un comentario