Bestiario del Páramo: El Funesto

BestiarioDrSiriousHola trons.

Como todo quisqui sabe, el Páramo está lleno de bichos peligrosos, que te pueden arrancar las pelotas a poco que te descuides. Normalmente la basca se va por ahí a verlas venir, sin coscarse de qué bestia se puede encontrar, y luego pasa lo que pasa. Por eso he decidido dedicar mi vida a ser un masca de estos temas, siendo Bichólogo y Mutardólogo Oficial del Gremio Electroprotéico de la Carne y el Metano de Puentechatarra (del que soy miembro fundador, y también presidente, secretario, tesorero y especialista de campo). Soy el doctor Sarious e intentaré en esta Guía de los animales, criaturas y mutaciones del Páramo realizar un estudio chachi de los bichos que pueblan nuestro mundo.

He visto mazo movidas y presenciado cosas tope raras a lo largo del Páramo. He vivido en mis propias chichas situaciones inverosímiles y que rozan los imposible. Me las he visto cara cara con bichos, monstruos y criaturas con más dientes que pelos tiene un martinejo, y garras más grandes que el rabo de un mongolongo. Pero solo en una ocasión, el miedo me paralizó el cuerpo. Desde aquel día una parte de mi murió… El día que me encontré face a face con, ¡El Funesto!

He de aclarar que la mayoría de la información proporcionada pa quien le interese en esta entrada, fue recopilada gracias a dos mataos mazo raros, que entreviste en el Burdel de la Tia Biula. Estos trons  charraban que provenían de un lugar lejano y se dedicaban a explorar y dar caza a criaturas (según ellos) legendarias. También me hicieron de guías por las inmediaciones de Fosa Séptica. Lugar el cual solo conocía por mis estudios con las “famosas” cangrijuelas (bicho emblema del lugar). Aunque Fosa Séptica es un lugar bien conocido, en los últimos años han pasao cosas mazo raras en esos lares. Cultos extraños/extravagantes, desapariciones, nieblas rarunas, políticos honrados…

Descripción

El Funesto, como lo llaman estos tipos (aunque por lo visto puede recibir varios nombres según en qué zonas sea avistado). Lo describen como un ser corrupto. Un antiguo maromo o gachi local, que cometió algún crimen imperdonable según unas leyes primordiales. El crimen nadie lo recuerda o no saben a qué se refiere exactamente. Los tipejos me comentan que según qué gente te lo cuente, puede ser desde canibalismo hasta, hacer spoiler del último serial de Radio Puentechatarra. Pero desde entonces esta “víctima” se dedica a cazar, violar y alimentarse (no necesariamente en ese orden), de cualquier pobre alma que se cruce en su camino.

Pero vamos, que también hay un tipo que me ha dicho que es sólo un mutardo tarado con aires de grandeza.

El caso es que su cuerpo y su mente se han retorcido de la forma más chunga inimaginable. Cuentan que tiene largas piernas deformadas, y acabadas en unos pies en forma de garra de bicho volador. Sus brazos raquíticos pero ciclados también son alargados y unas manos vestigialmente humanas, aunque de su pecho sobresalen dos brazos más pequeños totalmente  útiles, en teoría provenientes del ser diabólico que maldijo a esa pobre alma, y que creció en su interior. De su espalda abombada sobresale parte del esqueleto deformado de la bestia, adornado con protuberancias, que rezuman vapores tóxicos que le envuelven en una bruma semipermanente. Su cara es un puto cromo, con unos ojos enormes, inyectados en sangre y una cantidad de dientes afilados como chuchillas dentro de su alargada boca.

El ser “humano” que quedaba en su interior, hace tiempo que murió (al menos su cuerpo) infectándose la mente del maldito. Esto supone que es altamente agresivo/a, pero dentro de esa cabeza atestada de infecciones e instintos básicos, aún hay resquicios de algo vagamente humano (llámalo alma, llámalo raciocinio si quieres). Con lo cual puede razonar, incluso mejor que algunos taraos de Puentechatarra.

Ese ser es una pesadilla. Algunos no creerán estas palabras, pero ese bicho del infierno existe (puede que haya más de uno, pero espero que no).

Aquel día me encontré perdido por las callejuelas del lugar. Había estado allí antes, pero algo en mi me decía que estaba en otra movida paralela muy distinta a la mierda normal del Páramo. Perdí de vista a los dos maromos cazadores, y al final sólo encontré a uno de ellos… partes de uno de ellos  para ser más preciso.

A día de hoy sigo sin saber cómo sobreviví. Lo cierto es, que no he vuelto a ser el mismo que era, algo en mi murió aquel día, cuando la niebla se disipó.

Hábitat

El Funesto vive en constante movimiento, vagabundea aparentemente sin rumbo, por toda la zona de Fosa Séptica. Según los residentes de esta zona, este  ser de pesadilla, no suele acercarse a los núcleos poblados, pero aguarda justo a las puertas de estos.

Nota: revisando los apuntes de mis acompañantes, esta criatura ha sido avistada en otros lugares a cientos de kilómetros de aquí. Lo que hace que me pregunte… ¿una bestia así cómo coño puede recorrer esas distancias sin ser detectada en su camino?

Comportamiento

Sigiloso, su mera presencia te incita al suicidio. El Funesto solo vive para alimentarse, está condenado a ello,  todo su ser es la violencia hecha carne. Pasa de una tranquilidad chunga a una vorágine de violencia en un parpadeo.

Si lo ves probablemente no seas su víctima…pero nunca te lo sacaras de tus pesadillas. Te atormentara en tus recuerdos por siempre.

Usos

Si lo ves… Corre por tu puta vida.

Si no lo ves, hazte un favor y ábrete el chirimoyo con una bala, te ahorraras un sufrimiento eterno.

 

 

Marcar el enlace permanente.

2 comentarios

  1. uaaaaaaa como mola! me flipa mucho que se meta el concepto leyenda urbana en punka, mis dieses señor 🙂
    dentro de nada aparece el chatarrero chicano enemigo del dr sarious… piker jimenez! investigafor de los sucesos para anormales y lider muy poco respetado del programa «El chabolo del misterio» yo lo veo XD

Deja un comentario