Escenografía: Crear chabolas punkapocalypticas

Hacer que una mesa de Punkapocalyptic quede chula y con vida está al alcance de todos. Tenéis a vuestra disposición en nuestra tienda online escenografía de marcas amigas especialmente preparada para nuestro juego. Pero también podéis crear vuestra propia escenografía de una manera mucho más sencilla de lo que podríais pensar.
En este artículo os enseñaremos como crear chabolas punkapocalypticas de manera barata y fácil.

El primer paso es hacerse con una superficie solida sobre la que irán pegados todos los elementos, lo que será el esqueleto de la chabola. Podéis usar una caja que os sobre, un trozo de poliestireno expandido (el forespán, poliespán o corcho blanco de toda la vida) e incluso crearlo con madera. Nosotros optamos por comprar unas cajas en una tienda de los chinos (o proveedor asiático, que dirían nuestros amigos de Scratch Attack).

2014_06_16_0071Las cajas no sólo nos sirven de esqueleto, sino que además tienen divertidos colorines para amenizar el trabajo 😉

Las cajas son de un cartón bastante solido, pero permiten cortarlas, y poder recortar y hacer el interior sin problemas si lo deseamos. Además, cuestan entre 0,60 € y 1,00 €, por lo que no nos salen caras, y tienen una buena variedad de tamaños para que podamos hacer las chabolas más grandes o pequeñas. Para crear el esqueleto sólo tenemos que quitarles la tapa y ponerlas boca abajo. Podemos añadirle una base de madera para darles más estabilidad o no, depende de lo que queramos. En nuestro caso lo hicimos, ya que en algunas queríamos unir unas vigas al suelo y lo haríamos sobre la base.

2014_06_16_0072Ya pegadas sobre la base. Una de las casas será una especie de garaje o almacén al aire, así que la recortamos dejando que se viera el interior.

El siguiente paso es comenzar a pegarles cosas encima. Lo bueno de este tipo de construcciones es que se supone que están hechas a base de cualquier material que los habitantes del Páramo encuentran, así que te permiten utilizar un montón de cosas. Lo más habitual es el cartón ondulado. Para ello debes coger alguna caja que lo utilice (que son casi todas) y pelarle la parte lisa dejando sólo la parte ondulada, asegurándote de que no quede ningún resto. Hay otra opción más sencilla, y es comprar cartulina ondulada, que venden en algunas librerías e incluso en centros comerciales. Estas no hay que pelarlas y además vienen en varios colores diferentes, por lo que incluso puedes usar alguno de base para el pintado.

2014_06_16_0073En esta hemos mezclado el cartón y la cartulina, ya que tienen distintos tamaños y dan un aspecto menos homogéneo. Le añadimos también un poco de lámina de estaño, un poco de malla de un trozo grande comprado en el chino, y una tira de madera.

El resto de materiales a pegar depende de vuestra imaginación. Nosotros usamos láminas de estaño, trozos de calendarios de mesa cortados (que viene a ser plasticard), trozos de madera, escenografía de la caja de restos que casi todos tenemos, mallas de plástico… La cuestión es ir pegándolos de manera aleatoria hasta cubrir todo el esqueleto de la chabola.

2014_06_16_0074Aquí podemos ver el resultado final de las dos chabolas ya con todo pegado.

Finalmente, se añadiría un poco de gravilla al tejado para darle el aspecto descuidado, y también a la base si habéis decidido utilizarla. Las posibilidades son enormes.
Como veis, casi todos los materiales o los encontráis gratis, o son extremadamente baratos. Si queréis gastar un poco de dinero, podéis comprar alguna pieza de modelismo ferroviario. Pueden ser útiles algunas vigas en forma de U, láminas de plasticard con suelo metálico texturizado, etc… Pueden parecer un poco caras, pero os daréis cuenta de que os dan para muchísimas chabolas, y por unos 10 € podéis darles un toque final mucho más chulo.

2014_06_07_0147Unos cuantos ejemplos de chabolas antes de pasar a la fase de pintado.

Tras esto lo único que queda es pintarlas. La idea es darle un aspecto heterogéneo, por lo que intentaremos no repetir demasiados colores entre las diferentes piezas de cada chabola. La manera más sencilla es utilizar pincel seco y tintas para los elemento. Aunque claro, si sois más manitas podéis buscar unos efectos aún más currados.

2014_06_14_0058pNuestras bandas de Punkapocalyptic parecen encantadas de darse piños en una mesa chabolera.

Así que ya veis, podéis llenar vuestra mesa de chabolas de manera sencilla y barata. Las partidas parecerán más chulas, os libraréis de restos que teníais por ahí y además os sentiréis orgullosos de vuestros trabajo.

2014_07_26_0187pTodo un centro de mesa cubierto de chabolas realizadas como os hemos contado. Bueno, bonito y barato.

 

Marcar el Enlace permanente.

Deja un comentario