Desarrollo de una miniatura

Aunque nos gustaría que no fuera así, desarrollar una miniatura para que llegue a estar en vuestras manos es un asunto bastante laborioso y largo. Aquí vamos a intentar explicaros paso a paso todas las fases por las que va pasando este proceso.

En un principio el equipo de desarrollo se reúne e intercambian ideas hasta dar con alguna que resulte interesante de cara a las nuevas miniaturas. En este momento Marco Paraja, nuestro ilustrador, puede ir haciendo algún boceto rápido para poder ir a casa a trabajar sobre una idea más definida. Allí hace un primer boceto previo de lo que será la miniatura.

Baboso 01
En una de las reuniones se decidió por hacer un mutardo con cuerpo de babosa, llegando a este boceto previo.

Después de este boceto previo, se discuten cambios y mejoras para llegar al concept definitivo. En este se incluye la pose de la miniatura para el modelista, así como unas vistas a color para remarcar volúmenes que servirán tanto al escultor como al pintor.

Baboso 02
En el concept definitivo se añadieron muchos más detalles.

El concept definitivo es enviado al escultor. En esta parte el escultor puede seguir el concept al pie de la letra, o puede aportar alguna idea, ya sea mostrando algún boceto a lápiz o mostrando una primera escultura por desarrollar.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA
El escultor, Leonardo Escovar, sugirió cambiar ligeramente la postura, con la idea es hacer una composición más dinámica y completa, concretamente aprovechando la cola de babosa para hacer una forma espiral

Con las ideas ya claras, el escultor continuará hasta finalizar la miniatura. Por el medio irá mostrando sus progresos para que nos aseguremos de que todo va a nuestro gusto.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA
La escultura finalizada.

Después de asegurarse de que el despiece es el idóneo para realizar los moldes, la miniatura se manda a los chicos de BigChild Creatives, que se encargarán de su producción y pintura.

Baboso 05
Una copia de la miniatura.

Con uno de los primeros masters, se realiza el pintado de la miniatura. Al igual que con la escultura, vamos recibiendo progresos para comprobar que la cosa va tal como queremos. Una vez finalizada se nos envían unas fotos con fondo blanco para facilitar el recorte en el tema de encartado y demás.

Baboso 06
La foto definitiva de la miniatura.

Con la foto definitiva elegida, nuestro diseñador prepara lo que será el encarte definitivo, utilizando un diseño que había creado ya previamente.

Baboso 07
El encarte definitivo.

Una vez hecho todo esto, lo único que falta es recibir las copias y meterlas en sus blisters para poder ser entregados a los compradores.

Marcar el Enlace permanente.

Deja un comentario